viernes, agosto 11, 2006

El cansancio espiritual


Una de las cosas que provocan cansancio espiritual es aquella que nos volvemos activistas en nuestras iglesias pero se nos olvida lo primordial y lo primordial es que hacemos todo esto es por amor a Dios.
Comenzamos con la potencia de un caballo de carrera , pero tenemos llegada de burro cargado y fatigado. Se nos olvida que lo que hacemos , corremos nos agotamos es por nuestra salvación, que es por amor a aquel que nos amo primero .
Cuando caemos en la cuenta que Dios nos amo primero, que corremos una carrera donde los que llegen a la meta recibiran igual galardon, la misma corona de vencedor que si corremos lento o rapido , como decia aquella cancion mexicana "El Rey" : " Que no hay que llegar primero pero hay que saber llegar".
Tambien cuando vuelvo a contemplar a Jesus en la cruz , sufriente, cada latigazo , cada afrenta, quizas un escupitajo en el rostro, tratado como un malhechor . Como dice en Isaias 53 : Herido fue por nuestras rebeliones y por sus llagas somos curados".
Es en ese momento que nos damos cuenta que cualquier esfuerzo es poco , es solamente cuando confiamos en nuestra propias fuerzas es cuando nos cansamos por que como dice el profeta Isaias "Los que esperan en el Señor recuperaran sus fuerzas como las agulas" .
Por eso Señor te pido que yo no comience a confiar en mis propias fuerzas sino en las tuyas que asi sea.

2 comentarios:

pablo dijo...

EL ÁGUILA Y LA TORMENTA

¿Sabías que un águila sabe cuando una tormenta se acerca mucho antes de que empiece?El águila volará a un sitio alto para esperar los vientos que vendrán. Cuando pega la tormenta, coloca sus alas para que el viento las agarre y le lleve por encima de la tormenta. Mientras que la tormenta este destrozando abajo, el águila vuela por encima de ella.El águila no se escapa de la tormenta. Simplemente usa la tormenta para levantarse más alto. Se levanta por los vientos que trae la tormenta. Cuando las tormentas de vida nos vienen – Y todos nosotros vamos a pasar por ello - Podemos levantarnos por encima poniendo nuestras mentes y nuestra fe hacia Dios.Las tormentas no tiene que pasar sobre nosotros. Podemos dejar que el poder de Dios nos levante por encima de ellas. Dios nos permite ir con el viento de la tormenta que trae enfermedad, tragedia, y demás cosas en nuestras vidas. Podemos volar sobre la tormenta.Recuerda, no son los pesos de la vida que nos lleva hacia abajo, sino el como los manejamos.La Biblia dice, Isaías 40:31 – "pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán."

Moxa dijo...

Hola!
Tienes tanta razón en lo que dices, en lo particular empecé así, uff activísima en la iglesia.. poco a poco fui decreciendo en ánimos.. y hace poco estaba por los suelos jojo.
Pero gracias a Dios.. me dí cuenta que si dependo de los hermanos de iglesia.. estoy perdida, por lo tanto, aprendí nuevamente a fijar la vista en Cristo y estoy intentando levantarme de nuevo..
Gracias a Dios no estoy sola en esto y tengo amigos que me ayudan =)


Dios te bendiga enormemente!!



Pame.-♥